Creación de un contrato de desarrollo de sitio web.

El desarrollo de un sitio web simple puede convertirse rápidamente en un trabajo complejo. Por lo tanto, siempre es aconsejable aclarar las expectativas al inicio del proyecto. Es por eso que el primer paso de un desarrollador web experimentado es obtener la firma del cliente en un contrato detallado de desarrollo de sitio web antes de comenzar cualquier proyecto.

Un contrato de desarrollo de sitio web regula la relación entre usted, el desarrollador del sitio web, y su cliente. Tener este tipo de acuerdo vigente es una buena oferta si lo contratan para desarrollar, diseñar o configurar un sitio web para uno de sus clientes.

Un contrato de desarrollo web lo protege de las diferentes responsabilidades asociadas con el desarrollo de sitios web. La idea es establecer claramente los derechos y responsabilidades de cada parte durante la duración del acuerdo de desarrollo del sitio web, eliminando la posibilidad de cualquier malentendido que pueda resultar de una falta. de comunicación.

Keep It Clear

Estos acuerdos generalmente incluyen una declaración detallada del trabajo, que define claramente el alcance de los servicios que realizará de forma continua. Esto puede incluir tareas clave, hitos y entregables del proyecto, estimaciones de tiempo y costo, y requisitos de organización y personal del proyecto. Además, los contratos de desarrollo web suelen incluir condiciones de pago y precios que pueden ayudarlo a evitar el "arrastre", un problema común durante el desarrollo web.

Otros elementos importantes del contrato del desarrollador de un sitio web pueden incluir la limitación de recursos y las cláusulas de limitación de responsabilidad. Un caso de limitación de los recursos puede indicar que el único recurso del cliente es la corrección de los defectos o deficiencias importantes que se le presentan a los 90 días posteriores a su finalización, mientras que una cláusula de limitación de las responsabilidades puede limitar su responsabilidad total. a la cantidad que eres. pagado por sus servicios

Un ejemplo de un contrato de desarrollo de sitios web también puede incluir disposiciones relacionadas con la rescisión del acuerdo, propiedad intelectual, garantías y exenciones de responsabilidad, información confidencial y otros derechos de propiedad intelectual. La solicitud y contratación de empleados.

¿Demasiado "legales"?

Si le parece que su contrato debe contener muchos términos legales, no se preocupe. Aunque puede contratar a su propio abogado para redactar un contrato de desarrollo web desde cero, probablemente sea mucho más asequible utilizar un formulario o plantilla de contrato existente para los desarrolladores de sitios web.

El diseño de un contrato modelo y el desarrollo del sitio web facilitan el proceso guiándole a través del desarrollo de su declaración de trabajo y otros elementos del contrato, y asegurándose de que haya tomado en cuenta las variables Llaves que puede encontrar durante el proyecto. A menudo, las plantillas de acuerdos de desarrollo web proporcionan ejemplos y ejemplos de términos de contrato, eliminando las conjeturas. Se recomienda pedirle a un abogado que revise la plantilla de desarrollo de su sitio web o su contrato de formulario completado para su tranquilidad.

Dependiendo de los otros servicios de diseño o desarrollo web que brinde, es posible que también necesite contratos relacionados con relaciones con ASP, contribuidores de contenido web, publicidad en sitios web, hosting Sitio web y los términos de uso de este último. Otros contratos útiles pueden incluir contratos y acuerdos de trabajo para subcontratistas y contratistas independientes. Además, es posible que necesite una plantilla de política de privacidad para usar en su sitio o en el de su cliente.

Muchos desarrolladores de sitios web prefieren comprar un conjunto de plantillas de contratos de diseño y desarrollo que incluyen todos estos documentos, permitiendo el uso ilimitado, si es necesario, a un precio asequible.

La comunicación clara hace felices a los clientes

Tener un contrato legalmente válido para el desarrollo de un sitio web, firmado por ambas partes, lo protege de pérdidas materiales y financiero, al tiempo que garantiza una comunicación clara con su cliente. Al establecer claramente las expectativas desde el principio en un proyecto de desarrollo web, es mucho más probable que termine con un cliente satisfecho, una buena reputación y una base de clientes leales.



Source by James Cochran